Dropshipping ¡Sin mercancía!

Tal como lo lees. Una de las grandes opciones del mercado en la web no sólo ofrece comodidad y tiempo libre, sino también la posibilidad de trabajar sin inventario, por lo que podrás vender de la manera que desees sin gastar un centavo. Sin embargo, no termina siendo una ventaja del todo, ya que así como no tienes que buscar un espacio físico para el almacenamiento de la mercancía ni necesitas un producto para comenzar a vender, también estás atado al producto que determine el proveedor.

¿Qué puedo vender con Dropshipping?

Aunque el dropshipping ofrece el beneficio de comenzar a vender la mercancía de una determinada marca desde el momento en el que obtienes la licencia, también es cierto que esta licencia no te da precisamente el poder absoluto sobre la marca, ya que dependiendo de tu nivel, respuesta y calidad como vendedor en dropshipping, cada uno de los fabricantes te otorga un catálogo de mercancía disponible, tanto para el dropshipping como para tu rango.

Dado esto, aunque tu tienda sea la más llamativa o estética, no tendrás posibilidades de vender lo que deseas y esto puede genera que muchos clientes pasen de largo al verte, ya que tiene más de lo mismo y no es del todo interesante.

Pero es ahí donde viene la mejor parte, como todo negocio que inicia, podrás hacer pruebas y ese tiempo en el que los clientes te rechazan puedes ir probando distintas estrategias, hasta que aparezca el primero y en ese momento, sabrás identificar la novedad en tu procedimiento y con esto, comenzar a establecer parámetros para vender más.

Así que si bien es una limitante el hecho de no tener mercancía propia, también te sirve como margen de maniobra para ir probando posibilidades sin necesidad de tener pérdidas en la inversión que a fin de cuentas, no hiciste en ningún momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *